5 Ejercicios de Gimnasia Cerebral o Mental

5 Ejercicios de Gimnasia Cerebral o Mental

Esta serie de ejercicios de brain gym estimulan el funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales a través técnicas que mejoran el desarrollo de nuestras neuronas y crean un trabajo conjunto entre nuestra mente y nuestro cuerpo.

A mediados de los años 70, el Dr. Paul Dennison creó una serie de ejercicios que se basan en el principio de que nuestro cuerpo y mente son un todo indispensable y que a través del movimiento podemos lograr un mejor aprendizaje y rendimiento de nuestro cerebro.

Conocida la práctica como gimnasia cerebral o mental, brain gym, o neuróbica; constituye el conocimiento detrás de estos ejercicios cerebrales que te presentamos a continuación. Éstos pueden ser realizados por cualquier persona, aunque se recomiendan a aquellas de 5 años en adelante. Sin embargo, incluso los niños pueden realizarlos como te lo demostramos en este artículo sobre la Gimnasia Cerebral para Niños.

Algunos beneficios de estas técnicas: mejoran la memoria, adiestran al cerebro para que los dos hemisferios trabajen al mismo tiempo, ponen en práctica y desarrollan la imaginación, permiten una mejor salud mental y más.

Para empezar a ejercitar tu mente

Debes saber que dos terceras partes de nuestro cuerpo están conformadas por agua, por tanto es de suma importancia que consumamos mucha agua antes, durante y después de realizar estas actividades.

Además, el agua es un excelente conductor de energía eléctrica. Cuando nuestro organismo es afectado por el estrés del día a día, nuestras neuronas pierden electricidad y se deshidratan y cuando ésto sucede, aprendemos poco. Por tanto, si queremos mejorar nuestro aprendizaje debemos tomar suficiente agua.

Comencemos:

1

Botones Cerebrales

  1. Este consiste en colocar las piernas abiertas de forma moderada, a la vez que la mano izquierda se posa sobre el ombligo presionando levemente.
  2. Por otra parte con los dedos índice y pulgar de la mano derecha presionamos las arterias carótidas (que son las que van del corazón al cerebro), en el cuello, así mismo apoyamos la lengua al paladar y masajeamos por 20 o 30 segundos.

Al principio quizá notaremos que esta zona esté un poco tensa y puede hasta doler un poco, después de realizar varias veces este ejercicio y con el pasar de los días veremos como la tensión disminuye y obtenemos un mejor grado de relajación.

Adicionalmente, ayuda a normalizar la presión sanguínea, activa y mejora la actividad del cerebro, estabiliza la presión normal de la sangre al cerebro, optimiza el funcionamiento del sistema vesicular que es el encargado de controlar el equilibrio y ayuda a aumentar la atención cerebral.

También debemos tener en cuenta, que si queremos que nuestro cerebro mejore notablemente su rendimiento es importante que utilicemos cualquier momento que tengamos disponible en el día para realizar estas actividades, incluso si no disponemos del tiempo necesario para detenernos a realizar éstas actividades, aquí te dejamos algunos ejercicios de brain gym que puedes realizar en cualquier momento y lugar.

2

Marcha cruzada para tu salud mental

Consiste en colocar y levantar levemente la rodilla derecha y tocarla con el codo izquierdo flexionado, luego volver a una posición inicial, y posteriormente realizar el mismo movimiento pero al contrario; es decir, levantar levemente nuestra rodilla izquierda y tocarla con nuestro codo derecho debidamente flexionado.

Beneficios: Activa la lateralidad de ambos hemisferios cerebrales haciendo que trabajen en conjunto, útil cuando leemos o escribimos e incluso en las matemáticas. Adicionalmente, activamos nuestro funcionamiento mente-cuerpo, por lo cual esta rutina es muy útil cuando vamos a hacer alguna actividad como deportes o bailar. Ayuda a formar más redes neuronales y mejora el balance de nuestra actividad nerviosa.

3

El Gancho de Cook

Estando de pie, cruza tus pies de forma que no pierdas el equilibrio, luego estira tus dos brazos hacia el frente y sepáralos el uno del otro, las palmas de tus manos deben estar hacia fuera, con los pulgares apuntando hacia abajo, luego en esa misma posición entrelaza tus manos y dedos de forma que los pulgares sigan apuntando hacia abajo y lleva lentamente tus manos entrelazadas hacia tu pecho de forma que tus codos queden abajo y tus manos unidas debajo de tu mentón.

Mientras realizas estos movimientos debes apoyar tu lengua en tu paladar, ésto hace que tu cerebro esté atento. Repite varias veces.

Beneficios: Causa un efecto integrador en el cerebro y ayuda a activar la corteza sensorial y motora de ambos hemisferios cerebrales. Ayuda también a tu cerebro a responder más rápido y disminuye el estrés, focalizando el aprendizaje. El Gancho de Cook es muy recomendado para realizarlo al iniciar cualquier actividad, pues ayuda a activar y conectar todas las energías del cuerpo mejorando la concentración.

El Gancho de Cook
4

Bombeo de Pantorrilla

Apoya las manos contra una pared o el espaldar de una silla. Estira totalmente la pierna izquierda hacia la parte de atrás y levanta el talón. Tu cuerpo debe estar inclinado hacia adelante en un ángulo de 45 grados.

  1. Exhala inclinándote contra la pared mientras flexionas tu rodilla derecha y presionas el talón izquierdo contra el piso.
  2. Inhala y regrese a tu posición inicial mientras te relajas y levantas el talón izquierdo.
  3. Repite 3 o más veces. Alterna con la otra pierna y repite. El objetivo de este ejercicio es devolver a los pies y a las piernas la extensión natural de los tendones.

Beneficios: Mejora la concentración, atención y comprensión.

Bombeo de Pantorrilla
5

El ABC

  1. Escribe en una hoja de papel el abecedario completo en letras mayúsculas, luego escribe al azar debajo de cada letra las letras “d, i, j” cuidando de que no te queden debajo de las D, I, J mayúsculas. Pega la hoja en una pared a la altura de tus ojos.
  2. Lee en voz alta el abecedario escrito en mayúsculas, si notas que debajo de la letra mayúscula que lees hay una “i” minúscula, sube tu brazo izquierdo, al ver una “d” sube tu brazo derecho y al ver una “j” sube ambos brazos. Realiza estos movimientos de forma coordinada con la lectura en voz alta de cada letra.
  3. Realiza esta actividad desde la “A” hasta la “Z” y luego de la “Z” a la “A”, si te equivocas en el camino sacude tu cuerpo y vuelve a comenzar desde el principio. Repite cuantas veces sea necesario hasta que logres no equivocarte.
El Abecedario

Beneficios: Activa tu sistema nervioso y lo prepara para cualquier eventualidad, por lo que este ejercicio cerebral es muy recomendado para ser realizado antes de resolver cualquier problema o al intentar aprender algo de mucha dificultad. Además, activa la relación mente-cuerpo y genera una integración consciente en tu inconsciente al permitir una atención múltiple entre tu visión, tu audición y tus movimientos. A través del ritmo permite que logres una concentración mejor y alerta a tu cerebro de forma constante.

¡Sigue aprendiendo con nosotros!

Encuentra más en esta categoría: 

Comparte en tus redes sociales

Artículos Relacionados

Síguenos en Facebook con tu "Me Gusta"

Comenta este artículo aquí