Así es el Aprendizaje de los Niños

Así es el Aprendizaje de los Niños

Luego de leer este artículo aprenderás acerca del funcionamiento de la mente de los niños y los ejercicios cerebrales para niños para permitir un mejor desarrollo de sus habilidades mentales. En un estudio de la Universidad de Cornell se obtuvieron algunas pistas acerca de la forma en la que los niños aprenden causas y efectos a través de experiencias del día a día.

Este estudio denominado “Learning About How Young Children Learn” fue realizado por Tamar Kushnir del Departamento de Desarrollo Humano de la Universidad de Cornell en Nueva York. Según Tamar, los niños más jóvenes son naturalmente curiosos acerca de las causas y los efectos, y son naturalmente motivados a aprender sobre las razones y causas de su entorno; actúan como pequeños científicos, recolectando evidencia mediante la observación y la experiencia del mundo.

Tamar afirma que los niños realizan hipótesis en su día a día, evaluando datos estadísticos y desechando creencias pasadas cuando son presentados con evidencias más relevantes; también demuestran una gran intuición psicológica y, mediante la observación de las acciones de otras personas, pueden determinar sus motivaciones, deseos y preferencias.

¿Pero cómo aprenden los niños acerca de estas motivaciones internas? Se ha pensado que los niños adquieren este conocimiento a través de pistas emocionales como expresiones faciales. Sin embargo, el estudio reciente de Kushnir demostró que los niños pueden usar datos estadísticos para determinar las preferencias de otras personas.

Los niños usan evidencia estadística para inferir preferencias


En un experimento, Kushnir, Xu y Wellman (2010), les presentaron a niños de 3 y 4 cuatro años a una marioneta y les dijeron que a ésta le gustaban algunos juguetes pero otros no. Los niños observaron a la marioneta seleccionar cinco juguetes de un tipo, por ejemplo, círculos rojos, de un contenedor de juguetes y jugar con ellos por unos minutos.

  • Un tercio de los niños vieron a la marioneta seleccionar juguetes de un contenedor con un 100% de círculos rojos.
  • Un tercio de los niños observaron a la marioneta seleccionar los juguetes de un contenedor con 50% de círculos rojos y 50% de flores azules.
  • Finalmente, un grupo observó a la marioneta seleccionar los juguetes de un contenedor con sólo 18% de círculos rojos y 82% de flores azules.

Después del experimento, se retiró la caja de juguetes y se colocaron tres contenedores, uno de círculos rojos, otro de flores azules y uno de un juguete que el niño no había visto antes; y se le pidió a cada niño que entregara el juguete a la marioneta que a ésta le gustaba más.

Los niños del grupo del 18% escogieron el juguete correcto – los círculos rojos – más seguido. Cuando los niños observaron a la marioneta seleccionar círculos rojos de una caja que estaba dominada por flores azules, utilizaron una pista estadística para inferir una preferencia: a la marioneta realmente le debían de gustar los círculos rojos para omitir tantas flores azules. Los niños del grupo de 50% escogieron el juguete correcto menos seguido.

Finalmente, los niños del grupo de 100% le entregaron juguetes de forma aleatoria a la marioneta. Al observar cómo ésta seleccionaba círculos rojos de una caja de sólo círculos rojos les daba a los niños poca evidencia estadística para hacer una inferencia, la falta de información impidió que los niños decidieran que a la marioneta podría gustarle algo mejor, según palabras de Kushnir.

Kushnir y sus colegas repitieron el experimento con niños de 19 a 24 meses, con algunas modificaciones para adaptar el experimento a estos niños de menor edad – y consiguieron resultados iguales.

Estos resultados son notables porque se suele pensar que los niños deducen deseos y preferencias únicamente de pistas emocionales, como risas y otras expresiones faciales. El experimento con la marioneta, la cual carecía de expresiones emocionales permitió que Kushnir y los otros investigadores demostraran que, incluso en una muy temprana edad, la información estadística determina en gran parte el aprendizaje social.

A través de este estudio, puede adaptarse la gimnasia cerebral para niños para permitir que éstos desarrollen sus habilidades cognitivas a muy temprana edad a través del uso de ambos hemisferios cerebrales. Puedes hacer que ésta sea divertida con el siguiente artículo: ¡Gimnasia Cerebral para Niños de una Forma Divertida! También tenemos para ti artículos sobre la gimnasia cerebral para adultos. No dejes de leer: 5 Técnicas de Gimnasia Cerebral para Mejorar tu Memoria

Algunos consejos para padres y representantes para motivar el desarrollo mental de sus niños:


  • Crea un ambiente estimulante con bastantes oportunidades de interacción social y permite que tus niños realicen actividades recreativas. Mediante estas actividades, los niños exploran, evalúan y aprenden.
  • Selecciona juguetes que motiven a tus niños a explorar su mundo físico y relacionarse con otros. Existen muchas posibilidades para esto a través de juguetes simples pero que resultan muy educativos como: tazas para medir, bloques, automóviles de juguete y balones.
  • Es importante reconocer que tus niños estarán observándote a ti y a los demás a su alrededor de cerca, y aprenderán de las acciones que observan.
  • Interactúa con ellos con actividades para niños que involucren diferentes resultados. Por ejemplo, deja caer una pelota suave en una superficie dura para que los niños observen cómo ésta rebota; seguidamente, deja caer una pelota dura que podría ser de baseball o golf en una superficie dura para que los niños vean que no rebota. Este tipo de actividades fomentarán el desarrollo de la habilidad de relacionar causa y efecto en tus niños.
  • Utiliza el lenguaje para explicar diferentes formas de conseguir el mismo resultado. Por ejemplo, puedes utilizar juguetes educativos para niños como bloques, y colocar éstos de lado a lado de distintas formas.
  • Realiza preguntas a tus niños para agilizar sus mentes y enfócate en que éstas te permitan cuestionar situaciones de causa y efecto y sus resultados. Por ejemplo, puedes hacerles preguntas de situaciones familiares como: “¿Qué sucede si el personaje de este cuento se encuentra con este otro personaje?” Ayuda a tus hijos/as a identificar de 2 a 3 posibles resultados para cada pregunta. Al final, discutan cuáles resultados son los más probables y pregúntale a tus niños cómo llegaron a sus respuestas y por qué escogieron la respuesta más probable.
  • Aprovéchate de cualquier oportunidad del día a día que te permita explicar inferencias o explorar inferencias que tus niños hagan. Cuando hagan suposiciones pregúntales por qué se decidieron en pensar en ello y qué les hizo pensar en ello.

Te ayudamos a desarrollar la mente de tus niños

  1. ¡Un recurso indispensable! Nuestro artículo más popular, visítalo y conoce: 10 Ejercicios de Gimnasia Cerebral para Niños
  2. Desarrollemos su atención. Conoce en nuestro sitio: 7 Ejercicios de Atención para Niños con Trastorno por Déficit de Atención
  3. ¿Eres un padre, madre o educador? Visita aquí nuestro artículo con: Las 70 Mejores Actividades para Niños para fomentar su educación y aprendizaje
  4. ¡Recuerda! Los niños dedican una gran parte de su tiempo a los juguetes. Aprovecha ésto para fomentar la gimnasia cerebral de tus niños y lee nuestro artículo: 6 Juguetes Educativos para el desarrollo de la Gimnasia Cerebral para Niños y para el Desarrollo de la Mente de los Bebés

Fuente: Learning About How Young Children Learn, un estudio de Tamar Kushnir del Departamento de Desarrollo Humano de la Universidad de Cornell de Nueva York, Estados Unidos.

Encuentra más en esta categoría: 

Comparte este artículo

Tú también puedes seguirnos en Facebook, regálanos un "Me Gusta"

¡Nuestros artículos más leídos!

Comenta este artículo aquí