Las Encuestas - Qué son, Características, Cómo Hacerlas

La encuesta es una de las técnicas o estrategias más utilizadas en el área de investigación, dado que favorece la obtención de datos fundamentales para el análisis de diversas temáticas, permitiendo una mayor eficacia y rapidez en el procedimiento.

Numerosos estudios se han llevado a cabo mediante el empleo de esta metodología, los cuales han abarcado una amplia variedad de temas o asuntos. Así, pues, se han desarrollado a nivel mundial encuestas sobre temas generales y específicos en el área de la salud, encuestas sobre el consumo de alcohol, tabaco y sustancias psicotrópicas, encuestas sobre hábitos de higiene personal, sobre alimentación, sobre la satisfacción del cliente respecto al disfrute de servicios variados, entre otras.

Esto permite tener una idea del carácter de relevancia que acompaña a esta técnica o procedimiento de investigación, el cual ofrece, entre otros beneficios, aplicaciones casi ilimitadas para la obtención y tratamiento de datos relativos a diferentes cuestiones.

¿Qué es una Encuesta?

Una encuesta es un estudio realizado a una muestra de personas representativa de una población mucho más amplia, el cual emplea procedimientos estandarizados para la formulación de preguntas, con el objetivo de obtener datos cuantitativos relacionados con un tema en particular.

A través de la aplicación de la encuesta se busca obtener, de forma ordenada y metódica, información acerca de las variables involucradas en el tema de investigación, partiendo de la participación de una población o muestra seleccionada, cuyo análisis permite revelar las opiniones, costumbres, actitudes, características y aspiraciones comunes de los encuestados.

Características de las Encuestas

  • La encuesta corresponde a una observación indirecta de los hechos, cuya apreciación se obtiene por medio de las declaraciones de los interesados.
  • Se trata de una técnica desarrollada con fines investigativos.
  • Facilita una aplicación de carácter masivo que a través de un sistema de muestreo puede ampliarse hasta abarcar a toda una nación.
  • Permite que el estudio sociológico pueda llegar a los aspectos subjetivos de los integrantes de una sociedad.

Tipos de Encuesta

Según los fines científicos o el objetivo principal de la investigación, las encuestas pueden ser:

  • Exploratorias: Son aquellas que se utilizan para identificar las características generales del problema, así como para establecer suposiciones y opciones de trabajo. Además permiten adquirir información para la estructuración de muestras y cálculos estadísticos.
  • Descriptivas: Su objetivo principal es describir los fenómenos que caracterizan a una población.
  • Explicativas: Toman como base la descripción de los fenómenos a evaluar y buscan explicar la relación existente entre estos y otros fenómenos.
  • Predictivas: Se fundamenta en los estudios de analogía que determinan si dos o más variables se relacionan entre sí.
  • Evaluativas: Buscan evaluar los resultados de un programa desarrollado comparándolos con los objetivos propuestos inicialmente, a fin de mejorar el proceso de toma de decisiones.

Según su contenido:

Interpretación de los resultados de una encuesta
  • Encuestas referidas a hechos: Se realizan a partir de sucesos o eventos materiales que han ocurrido de manera previa.
  • Encuestas referidas a opiniones: Su objetivo es indagar lo que una población en general piensa o considera respecto a un determinado tema. Este tipo de encuesta se lleva a cabo mediante un procedimiento de muestreo, aplicado a un grupo de personas seleccionadas, dado que esto facilita la rapidez en la recolección de los datos.

Según el método o procedimiento de aplicación del cuestionario:

  • Personales: Es aquella que se realiza a través de una entrevista personal, la cual se efectúa en función de un tema en particular y con un cuestionario apropiadamente estructurado.
  • Telefónicas: Se trata de un método de entrevista en el que el encuestador formula las preguntas al encuestado por vía telefónica.
  • Online: Funciona de la misma manera que la encuesta telefónica, pero con la particularidad de que este tipo de cuestionario puede responderse a través de internet, bien sea por medio de correo electrónico, redes sociales, páginas web, etc.

Ventajas de las Encuestas

  • A pesar de que existen diversos métodos de entrevista, la encuesta tiene la ventaja de que formula las mismas interrogantes a todos los entrevistados, siguiendo el mismo orden y tomando en cuenta un contexto social análogo, lo que garantiza que las desigualdades observadas son netamente atribuibles a las diferencias existentes entre cada uno de los encuestados.
Persona mayor siendo encuestada
  • Por otra parte, esta técnica se puede aplicar sobre toda una población o sobre una porción representativa de la misma, que corresponde a la muestra. Esto resulta sumamente útil en los casos en los que la población a estudiar es bastante grande, o en aquellos en los que no se dispone de suficiente capital o personal adecuado para poder extender la encuesta a todos y cada uno de los miembros de esa población.
  • La encuesta es una de las pocas técnicas dispuestas especialmente para el análisis de las actitudes, opiniones y valores dentro de una sociedad. En algunas investigaciones de tipo experimental no es posible conocer desde un principio las variables implicadas, las cuales sí es posible determinar a través de la realización de una encuesta.
  • Otra de sus ventajas tiene que ver con su amplio margen de aplicación, adaptándose a todo tipo de temáticas y a cualquier población.
  • Asimismo, las encuestas permiten estandarizar los datos obtenidos para su posterior análisis, lo que hace posible la recopilación de un gran número de datos a un costo relativamente bajo y sin la necesidad de invertir una enorme cantidad de tiempo.
  • De cualquier manera, seleccionar una muestra para la aplicación de un cuestionario permite agilizar y minimizar el tiempo de recolección y presentación de los resultados, lo que por supuesto es una gran ventaja.

Cómo Realizar una Encuesta

  1. Delimitar el objetivo de la encuesta: El primer paso es delimitar los objetivos finales a alcanzar, los cuales se determinan en función al motivo por el cual que se llevará a cabo su aplicación. Así, por ejemplo, si se ha decidido realizar una encuesta para estudiar la factibilidad de inserción de un nuevo producto en un determinado mercado, los objetivos de la investigación podrían centrarse en conocer el grado de aceptación que podría tener dicho producto en el segmento de mercado seleccionado, o bien conocer la demanda que el mismo podría tener.
  2. Especificar la población a estudiar: Luego de haber delimitado los objetivos de la encuesta, se procederá a especificar la población que será objeto de estudio. Recordemos que la población corresponde al grupo de personas con cualidades similares, de las cuales se pretende obtener la información que ayudará a cumplir con los objetivos de la investigación. Por ejemplo, si el objetivo consiste en conocer el grado de aceptación de determinado producto en un segmento de mercado específico, la población a analizar podría estar constituida por los consumidores de dicho mercado.
  1. Definir la información a recolectar: La información que se recopilará será aquella que se derive de la población a estudiar. Así, en caso de que el objetivo de la encuesta sea conocer el grado de aceptación de un producto en el mercado, la información a recolectar podrá corresponder a los propósitos de compra de los consumidores, el costo promedio que estarían dispuestos a pagar por un producto similar, etc.
  2. Elaborar el cuestionario: En el cuestionario de una encuesta se deben incluir preguntas, bien sean abiertas o cerradas, que faciliten la obtención de la información que se requiere. Ahora bien, a pesar de que pueden utilizarse distintos tipos de pregunta para el armado del cuestionario, las preguntas cerradas tienen la particularidad de que permiten contabilizar y procesar los datos con mayor rapidez y eficiencia, mientras que las preguntas abiertas exigen una gran cantidad de tiempo y esfuerzo para el análisis de los resultados. Sin embargo, éstas tienen la ventaja de facilitar la obtención de conclusiones significativas que no podrían obtenerse únicamente con el uso de las preguntar cerradas, de manera que resulta altamente conveniente incluir ambos tipos de pregunta.
  3. Calcular la muestra: Luego de haber esquematizado el cuestionario, el siguiente paso será calcular la muestra. La muestra es nada más y nada menos que el número de encuestados que van a representar a la población objeto de estudio, y es la que determina la cantidad de cuestionarios que van a aplicarse. Calcular y encuestar solo a una muestra permite adquirir datos exactos sin la necesidad de entrevistar a toda una población, lo que se traduce en una disminución de costos y también de tiempo.

Para obtener la muestra podemos hacer uso de la siguiente fórmula estadística:

n = (Z²pqN) / (Ne² + Z²pq)

En la que:

  • n = muestra (cantidad de personas representativas de la población estudiar, a la que se aplicará la encuesta).
  • N = población (número de personas con características afines, de las cuales se obtendrán los datos).
  • Z = nivel de confianza (se refiere a la confiabilidad de los resultados. Habitualmente se emplea un nivel de confianza entre 90% y 95%, pero es importante saber que mientras mayor sea el nivel de confianza, mayor confiabilidad tendrán los resultados y mayor será el número de la muestra).
  • e: grado de error (es el porcentaje de error que puede presentarse en los resultados. Habitualmente se emplea un grado de error entre 5% y 10%. Es importante saber que mientras menor sea el margen de error, mayor será la validez de los resultados, pero el número de la muestra será igualmente mayor).
  • p: probabilidad de ocurrencia (es la probabilidad de que el evento en cuestión llegue a desarrollarse. Habitualmente se emplea una probabilidad de ocurrencia de 50%).
  • q: probabilidad de no ocurrencia (es la probabilidad de que el evento no se presente. Lo usual es utilizar una probabilidad de no ocurrencia de 50%).
  1. Recopilar los datos: Para recopilar los datos, el encuestador podrá abordar al encuestado personalmente, o realizarle las preguntas del cuestionario por vía telefónica e incluso por correo electrónico, a fin de obtener la información que se precisa.
  2. Registrar y procesar los datos: Luego de recolectar la información, el siguiente paso será contabilizarla y procesarla para que su posterior análisis resulte mucho más sencillo.
  3. Analizar los resultados: El último paso consiste en efectuar un análisis de la información recogida mediante la aplicación del cuestionario, a fin de extraer las debidas conclusiones.

Cómo son las Preguntas y Respuestas de una Encuesta

Ahora bien, las preguntas a incluir en el cuestionario deberán formularse de forma tal que el encuestado no pueda seleccionar dos respuestas diferentes para la misma pregunta, y que no deje pregunta alguna sin contestar, dado que no encuentre la respuesta que mejor se adapte a su criterio.

Los tipos de preguntas pueden clasificarse de forma general en preguntas abiertas, preguntas cerradas o de elección múltiple:

  • Preguntas abiertas: se caracterizan por no delimitar posibles respuestas en el cuestionario, permitiendo que el encuestado responda con total libertad lo que mejor le parezca.
  • Preguntas cerradas: son las que involucran posibles opciones de respuesta, como por ejemplo “sí o no”.
  • Preguntas de elección múltiple: son aquellas que admiten más de una respuesta.

El tipo de pregunta, sea abierta o cerrada, más conveniente para una encuesta va a depender de los objetivos de la misma, así como del nivel de conocimiento de los entrevistados, su grado de motivación y el contexto general en el que se encuentra la población.

En cuanto a los objetivos de la investigación, estos determinarán el tipo de pregunta a utilizar, dado que si se busca efectuar una clasificación de los encuestados, lo más conveniente será utilizar preguntas cerradas, mientras que si se busca conocer las razones de sus respuestas, lo mejor será aplicar preguntas abiertas.

En ocasiones, el encuestador querrá conocer qué opinan los entrevistados respecto al tema, pero si éstos no poseen conocimiento del mismo, sus respuestas serán lo bastante confusas como para obstaculizar su posterior sistematización, de modo que, para estos casos, lo más recomendable es evitar las preguntas abiertas y limitarse al uso de preguntas cerradas.

Por otro lado, cuando se trata de interrogar a los encuestados sobre un tema de conocimiento público o general, lo más conveniente es utilizar las preguntas cerradas, mientras que si te trata de un asunto no muy conocido, es mejor emplear preguntas abiertas, pues de lo contrario el entrevistado podrá seleccionar cualquiera de las respuestas solo para no dejar de contestar, aunque no tenga ni la menor idea de lo que está diciendo.

Ahora, si se trata de una encuesta exploratoria, no es posible tener una noción de las respuestas que los entrevistados darán, de modo que resulta aconsejable emplear las preguntas abiertas, pero si se trata de encuestas muy puntuales, lo mejor es aplicar las preguntas cerradas. Sin embargo, es recomendable incluir ambos tipos de pregunta para mejorar la eficacia del cuestionario y cumplir así con los objetivos del mismo.

Existe otra clasificación de los tipos de preguntas y responde a lo siguiente:

  • Preguntas de identificación: Ayudan a determinar factores como la edad, el sexo, la profesión, etc.
  • Preguntas de acción: Se emplean para interrogar a los encuestados acerca de actividades realizadas por ellos, por ejemplo: ¿Utilizó usted el subterráneo el mes pasado?
  • Preguntas de hecho: Relacionadas con eventos muy concretos, por ejemplo: ¿Posee usted casa o apartamento propio?
  • Preguntas de información: Ayudan a conocer el nivel de conocimiento de los encuestados respecto al tema a estudiar, por ejemplo: ¿Sabe usted qué es el Alzheimer?
  • Preguntas de intención: Permiten conocer las intenciones de los entrevistados respecto a un planteamiento, por ejemplo: ¿Cambiará usted de teléfono celular en los próximos 6 meses.
  • Preguntas de opinión: Ayudan a conocer las opiniones de los encuestados respecto a determinado tema, por ejemplo: ¿Qué planea hacer luego de egresar de la universidad?

Al formular las preguntas, resulta fundamental hacer uso de un lenguaje lo suficientemente claro, capaz de ser comprendido por los encuestados, sin incluir palabras muy sofisticadas o técnicas que puedan confundirlos su ocasionar que se nieguen a participar en el estudio.

A continuación presentamos algunos puntos importantes a tener en cuenta para la elaboración de cualquier cuestionario:

  • El cuestionario debe resultar agradable a los encuestados, evitándoles la tarea de hacer consultas o buscar datos que no tengan a su disposición, dado que podrían responder de forma incorrecta u omitir información.
  • Las preguntas deben ser formuladas con precisión, lo que evitará que los encuestados las interpreten de diferentes maneras, y además éstas no deben condicionar las respuestas.
  • Se debe evitar en lo posible de formular preguntas que le permitan a los encuestados responder con total libertad, puesto que podrían contestar erróneamente o divagar. Sin embargo, esto no quiere decir que no puedan emplearse preguntas abiertas, por el contrario, las mismas podrán utilizarse cuando la investigación así lo requiera.

Las encuestas son un método de gran utilidad para estudiantes, profesionales o cualquier persona que desee llevar a cabo un estudio o investigación, dado que pueden facilitar en gran medida la recolección de información y la presentación de resultados de gran calidad sin la necesidad de emplear una gran cantidad de recursos, solo debemos seleccionar el tipo de encuesta que más se ajuste a nuestras necesidades y seguir los pasos correctamente para poder cumplir con todos y cada uno de los objetivos que nos hemos planteado.

En la siguiente parte te enseñamos los mejores sitios web para realizar encuestas en línea

Fuentes consultadas: unavarra.es - estadistica.mat.uson.mx - crecenegocios.com

Artículos Relacionados