10 Recomendaciones para Prevenir el Alzheimer y la Pérdida de la Memoria

Personas mayores conversando

El Alzheimer es una enfermedad del cerebro que afecta en gran medida la memoria y la capacidad normal de pensar y de actuar, y cuya gravedad tiende a empeorar con el tiempo.

Se ha catalogado como la causa más frecuente de demencia en todo el mundo, afectando entre el 60% y 80% de los casos registrados, y aunque sus síntomas pueden variar, existe una discapacidad típica en las personas que presentan Alzheimer, la cual corresponde a la pérdida de memoria, un problema que dificulta que los pacientes diagnosticados con esta enfermedad sean capaces de realizar las labores habituales del hogar y del trabajo, e incluso les impide deleitarse con pasatiempos o placeres permanentes.

De igual forma, esta enfermedad puede ocasionar confusión en quien la padece, haciendo que extravíe objetos y se pierda con facilidad, incluso en lugares conocidos, o que presente fallas en el lenguaje.

Algunas personas piensan que el Alzheimer corresponde a una etapa normal del envejecimiento, pero la verdad es que puede manifestarse incluso a partir de los 30 años de edad, así lo asegura Clare Walton, directora de la unidad de investigación de la Sociedad de Alzheimer del Reino Unido, quien además indica que los casos de personas que padecen Alzheimer antes de los 65 años de edad (menos del 1% de los episodios a nivel mundial) son clasificados como casos de Alzheimer prematuro, y que por lo general tienen sus orígenes en un factor de tipo hereditario.

10 Recomendaciones para Prevenir el Alzheimer

Si bien es cierto que no existe una forma específica de prevenir la aparición del Alzheimer, algunos estudios concluyen que las mismas medidas recomendadas para cuidar la salud del corazón pueden disminuir en cierto grado el riesgo de padecer Alzheimer, y en realidad parece tener mucho sentido, dado que el cerebro toma de los vasos sanguíneos todos los nutrientes que necesita para su correcto funcionamiento, y el corazón es el encargado de bombear la sangre hacia el cerebro, a través de la red de vasos sanguíneos.

Por esta razón, resulta fundamental que las personas se esfuercen por cuidar su peso, controlar su presión arterial, y mantener sus niveles de colesterol y de azúcar en sangre dentro de los límites recomendados para así evitar dar rienda suelta a problemas del corazón o derrames cerebrales.

A continuación hablaremos acerca de algunas medidas que pueden ponerse en práctica para mejorar la salud física y mental, las cuales pueden resultar de gran ayuda en la lucha contra el Alzheimer.

  1. Seguir un régimen de alimentación balanceado y nutritivo, de índice glicémico bajo. Para ello se recomienda incluir alimentos ricos en antioxidantes y vitaminas de los grupos C, D y E, así como aquellos altos en ácidos grasos omega 3. Es muy importante controlar la ingesta de azúcares, ya que algunos estudios han revelado que niveles altos de glucosa en sangre y de insulina pueden ocasionar daños cerebrales y conducir al desarrollo del Alzheimer.
  2. Tratamientos del Alzheimer

    Realizar alguna actividad física frecuentemente y mantener un peso saludable. El ejercicio realizado de manera periódica puede ayudar a reforzar el sistema inmunológico y a controlar la presión arterial, así como a mejorar el funcionamiento del cerebro. Por otra parte, el control de peso puede reducir los procesos inflamatorios del cuerpo y evitar que se desarrolle otro tipo de enfermedades.

  3. Cuidar los niveles de colesterol y controlar la presión arterial, dado que las enfermedades cardiovasculares pueden conducir a la aparición del Alzheimer.
  4. Evitar el cigarrillo. Se ha revelado que las toxinas emanadas del cigarrillo pueden incrementar el riesgo de contraer varias enfermedades, e incluso puede afectar el funcionamiento del corazón.
  5. Dormir lo suficiente. La falta de sueño se ha conectado con el deterioro leve de las capacidades cognitivas y con la pérdida de memoria, por esta razón se recomienda dormir al menos entre 7 u 8 horas diariamente.
  6. Aprender a controlar el estrés y evitar en la medida de lo posible aquellas situaciones que lo desencadenen.
  7. Realizarse controles médicos periódicos con profesionales en el área de la salud. De esta manera será posible determinar con mayor facilidad si hay algo que no esté funcionando como debería y se recetarán las medidas y medicamentos adecuados para evitar que el problema persista o empeore.
  8. Ejercitar la mente. Estimular la mente a través de actividades puede ayudar a mejorar la memoria y a mantener la mente activa.
  9. Relacionarse con otros. Mantener una vida social activa puede disminuir el riesgo de padecer demencia. Realizar voluntariado y colaborar en las actividades comunitarias pueden ser algunas opciones.
  10. Buscar y leer constantemente información actualizada sobre otras medidas preventivas del Alzheimer.

Otros artículos relacionados:

Encuentra más en esta categoría: 

Comparte este artículo

Artículos Relacionados

Comenta este artículo aquí

Síguenos en Facebook con tu "Me Gusta"